lunes, 12 de marzo de 2007

Reaparece el fantasma de la explotación de carbón en tierras indígenas


Corpozulia junto a su filial Carbozulia, su empresa mixta transnacional Carbones de La Guajira S.A., y la irlandesa Carbonífera Caño Seco, C.A., desde la reciente destitución de la ministra del ambiente, Jacqueline Faría, han redoblado los trabajos de exploración, subsiguiente explotación, en los territorios indígenas Wayúu poniendo en zozobra y alarma la paz que hasta ahora mantiene este pueblo originario, muchos de sus habitantes desplazados a estas tierras luego que fueran expulsados de sus tierras originarias hace 20 años con la apertura de la Mina Paso Diablo en Guasare.

El Socuy, Maché y Cachirí, representan los espacios de agua, bosques y biodiversidad que necesitan sus moradores para mantener y defender su vida y su cultura, es lugar para los universitarios como espacio de investigación y estudio de seres y especies, y para el Estado, la garantía de las casi únicas reservas de agua y biota que protegen y mantienen vivas las cuencas de estos ríos Socuy, Maché y Cachirí, que abastecen con sus aguas los embalses Tulé y Manuelote; y estos a su vez las ciudades más pobladas del estado Zulia .

El socialismo del Siglo XXI nada tiene que ver con la extracción de más carbón que exige el imperio del Norte para lograr sostener y superar ese 60% de energía consumida que abastece de carbón como combustible fósil, una necesidad para mayor acumulación de sus capitales para seguir plagando de muerte y miseria los pueblos valientes en lucha por su autonomía y autodeterminación.

No podemos permitir que el capital estadounidense-brasileño concentrado en la Vale do Río Doce, saque del Guasare o del Socuy el carbón barato que en Brasil le es difícil extraer debido a las fuertes restricciones ambientales y protestas sociales profundas que se levantan en el hermano país un poco tarde luego de tanta barbarie inhumana y ambiciosa. Es el imperio de Bush a través de la Inter-American Coal Holding, N.V., la Chevrón (Carbones de La Guajira, S.A.) y a través de la empresa Peabody (Carbones del Guasare, S.A./Cosila), de la KTK, y el imperio blanco anglosajón/surafricano de la Anglo American Coal (Carbones del Guasare, S.A./Cerrejón), quien hoy quiere expropiar, con violencia si fuera necesario, y es la amenaza que ya siembran sus fichas en estos pueblos de indígenas Wayúu y humildes campesinos que por más de 40 años viven en paz, seguros, entre las montañas que protegen el Maché, el Socuy y Cachirí, en la parroquia Marco Sergio Godoy en el municipio indígena de Mara del estado Zulia.

Rechazamos las actuaciones de insubordinación del general de Corpozulia Carlos Martínez Mendoza al dar por sentadas y hacer publicas con ayuda del Diario Panorama, la apertura de estas minas y el desvío del río Socuy a más de tres kilómetros de su origen, pues la ex ministra del ambiente Jacqueline Faría, en cuatro ocasiones anunció a través de la televisión del Estado y otros canales, que el ministerio no iba a aprobar explotar minas de carbón aguas arriba de los embalses, y el propio Presidente Chávez también, en tres oportunidades ya, ha manifestado de manera enfática que: "si este carbón daña el ambiente se quedaría bajo tierra".

Ante la escasez del agua, la desertificación de los suelos, las amenazas del calentamiento global y el cambio climático, estos capitales foráneos y sus súbditos hoy enquistados en cargos burocráticos corporativos no pueden decidir sobre la vida y el agua de los zulianos, los territorios indígenas, las tierras de los campesinos, los ya maltrechos bosques del Socuy y Maché, la fauna y la flora de esta región montañosa de la Sierra de Perijá, brazo occidental de la gran Cordillera de los Andes.

Instamos a la nueva Ministra del Ambiente Yubirí Ortega a continuar la gestión de la prioridad del agua y los bosques sobre el carbón y al ministro de la Defensa Raúl Baduel a no prestarse para que efectivos de la Guardia Nacional o sus hombres del Ejército de la República Bolivariana de Venezuela acudan al llamado que en estos momentos personeros de Corpozulia y gringos hacen a sus hombres en el Zulia en función de reprimir al pueblo Wayúu del Socuy, Maché y Cachirí que soberanamente defienden los territorios otorgados por Malewa y las agua de Juyá para vivir con sus siembra y animales.

por Sociedad Homo et Natura