jueves, 30 de octubre de 2008

Nace página web al servicio de las luchas populares y obreras



Hoy, 27 de Octubre, se abre una nueva página en el proceso revolucionario venezolano. Un grupo de luchadores y activistas, integrado por comunicadores populares, sindicalistas clasistas, estudiantes, hombres y mujeres comprometidos con el socialismo revolucionario, han conformado el equipo que echa a andar este medio de comunicación alternativo, una página web que se nutrirá con las noticias de las luchas y las opiniones genuinas de los explotados de Venezuela, Latinoamérica, y el mundo.

Laclase.info invita a los colectivos y organizaciones populares, medios alternativos, sindicatos, e individualidades, a participar en la construcción de este medio, enviando artículos y noticias a través de la sección de "Contacto" de la propia página.

Estos son los principios que a un tiempo definen a la página y justifican su creación:

1.- Laclase.info es un medio que se propone ser instrumento comunicacional y organizativo al servicio de las luchas obreras y populares; es alternativo, pues produce la mayoría de los materiales publicados, sin la mediación de agencias informativas privadas o gubernamentales; es autónomo, pues no está comprometido con gobiernos, empresas, u organizaciones y partidos que funcionan como operadores para el mantenimiento del régimen capitalista, en Venezuela o en cualquier otro país. También se apoya en la producción de artículos, noticias y materiales audiovisuales por parte de las organizaciones populares y obreras de base.

2.- Reivindicamos el proceso revolucionario venezolano, abierto con la decadencia del bipartidismo adeco-copeyano. En este medio de comunicación tienen cabida todas las organizaciones y colectivos que militan en la lucha por el socialismo revolucionario. Laclase.info se plantea como un espacio para el debate democrático, responsable y respetuoso, entre las distintas corrientes que se enfrentan tanto al imperialismo como a sus operadores de la burguesía local y a los partidos y burócratas que apelan al reformismo y a la conciliación de clase como justificación doctrinaria de la explotación capitalista y la dominación burguesa.

3.- Entendemos el proceso revolucionario venezolano como un eslabón en la necesaria revolución mundial que debe dar al traste con el sistema capitalista.

4.- Laclase.info es un espacio para el debate y el intercambio entre revolucionarios. Su línea editorial (expresada en las noticias y artículos resaltados como principales, en las campañas promovidas, y en las notas firmadas por el colectivo de Laclase.info), es abiertamente clasista, se ubica en la perspectiva de la revolución socialista, favorece la lucha de clases, promueve la organización política de la clase obrera, independiente del Estado, de cualquier gobierno y de los patronos, en función de la toma del poder y la destrucción del Estado burgués. Entiende la revolución como el método para reemplazar a las instituciones burguesas por instrumentos democráticos del pueblo trabajador, para la abolición definitiva del régimen de propiedad capitalista y toda forma de opresión social.

5.- Laclase.info es un medio alternativo autónomo, y no recibe financiamiento por parte de instituciones o empresas públicas o privadas, se sostiene por medio de la autogestión y la solidaridad militante.

....................................................

¡Pásalo!

A Biofilo Panclasta


Vicente Lizcano; (Biofilo Panclasta) (26 de octubre de 1879 – 1 de marzo de 1942)

El Teseracto rinde homenaje a Biofilo Panclasta, hermano Colombiano, hijo de la patria grande, habitante del mundo, prisionero de todas las cárceles y libre en todas las circunstancias. Camarada que compartió y soportó el dolor de sus hermanos venezolanos llegando a estar “Siete años enterrado vivo en una de las mazmorras de Gomezuela”, al ser encarcelado por la dictadura de Juan Vicente Gómez entre 1914 y 1921.
Caminante incansable, anarquista errante, trashumante de la idea, individualista y socialista.

Solitario topo libertario que aún hoy camina en la delicada frontera entre la leyenda y la realidad. Ácrata nómada que aún hoy viaja, ya no tan solitario en sus pasos, rumbo fijo a la utopía…

“Es irrisorio que en estas tierras, en donde es pan todo cuanto se toca con las manos y es oro todo cuanto se pisa con los pies, haya seres que carezcan de lo más indispensable para vivir”

“La revolución es una obra redentora y trágica [...] la revolución es la vida, la revolución es la sublime defensa de un pueblo cuando por sobre todas las leyes humanas y naturales se violan sus santos derechos de vida y libertad”


“Yo no soy un terrorista en el sentido explosivo del vocablo. Fui terrorista cuando tenía la pasión y el fuego de los iniciados. Pero el evolucionismo me ha enseñado que el crimen aislado no funda nada y que sólo es eficaz la propaganda con la pluma y con la palabra”

“Yo también soy socialista [...] socialista por amor a la justicia, por bien a la humanidad, por instinto moral de piedad, pero eso sí [...] socialista de corazón, para amar; de cerebro, para pensar; y de brazo para obrar, porque cuando no basta la fuerza de la razón, y del corazón, es necesario emplear la razón de la fuerza y de la pasión”

Sobre su desapego al oro y la plata afirmaba:

“De los metales el único que aprecio es el acero, y eso solamente hecho pluma o hecho puñal”

martes, 30 de septiembre de 2008

Repudio a muerte de líder feminista en Medellín

Por: EL ESPECTADOR
Olga Marina Vergara, líder asesinada.



En esta ocasión las cerca de mil ciudadanas que conforman esa ONG en Antioquia no contarán con la voz firme y el discurso sincero de Olga Marina Vergara. Sus compañeras no podrán verla en el parque Berrío, de Medellín, demandando del Gobierno una salida política al conflicto, ni exigiendo a actores armados que respeten el Derecho Internacional Humanitario.

Nunca más. No será posible volver a escuchar el discurso de paz de esta feminista de 55 años, porque los violentos a los que ella se dirigía la acallaron para siempre la semana pasada. En un acto que ha generado el repudio de todos los defensores de derechos humanos del país, la mujer, líder activa de la Comuna Nororiental de esa ciudad, fue asesinada junto con su hijo, su nuera y su nieto de apenas cinco años de edad.

Las autoridades no han establecido oficialmente las causas del múltiple homicidio, ocurrido en el barrio Prado Centro, pero se habla de un posible ajuste de cuentas. Una venganza en contra de Weimar Agudelo, el hijo, a quien hace tres meses le encontraron 50 cajas de licor adulterado.

Olga Marina, quien llevaba 17 años ininterrumpidos de labor social, se convirtió en la víctima número 39 de la larga lista de mujeres asesinadas este año en Medellín. Al respecto, varias asociaciones ciudadanas han manifestado su preocupación. La Ruta Pacífica, que reúne 350 ONG, rechazó el hecho que, paradójicamente, se presentó cuando esta organización lanzaba en Bogotá el libro Las violencias contra las mujeres en una sociedad en guerra.

La Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra (Redepaz) exigió claridad sobre el caso de Olga Marina y sobre otros asesinatos cometidos en los últimos días, como el de Sandra Zapata, también en Medellín, quien murió víctima de una bala perdida.

“Ni una mujer más, ni un hombre más, ni un niño más para la guerra. Las mujeres no parimos hijos para la guerra”, expresó Marina Gallego Zapata, coordinadora Nacional de la Ruta Pacífica de las Mujeres.

Recordando a Sergio Rodriguez



15 AÑOS DESPUES, SERGIO RORIGUEZ VIVE MAS ALLA DE LOS MURALES

Ayer, 23 de septiembre se cumplieron 15 años del asesinato del flaco Sergio, ser especial, querido y respetado por todos quienes le conocimos.

Sergio, demás está decirlo (y no porque esté muerto), era una de esas personas que raras veces tenemos la oportunidad o el privilegio de conocer. Siempre una sonrisa en la cara, pasara lo que pasara en su casa o en su vida; siempre el entusiasmo por delante no importa el tamaño de la tarea que tuviera que emprender. Siempre presente con su sonrisa desobediente; esa con la que castigó por última vez a sus asesinos porque, aunque usted no lo crea, el flaco les echó un vainón. Quienes lo vimos muerto sabemos que es verdad que el loco estaba sonriente, como advirtiendo a sus esbirros que uno de sus poemas lo había escrito para cumplirlo: si me matan, decía, me voy a cagar de la risa porque quienes disparen nunca sabrán que los Quijotes nunca mueren, porque la esperanza no se mata.



Muchos fueron los momentos y los espacios que compartimos con este ser venido de otra galaxia. Trabajamos juntos en varios intentos editoriales de las cuales dos merecen recordar: el periódico Yulimar Vive, viviendo en cada página, cada trasnocho, cada calentera del negro Villa, en cada chiste malo del flaco. Y Forjadores de la Libertad, empeñado en volver por todos los caminos enseñando a la gente como hacer bombitas, como protegerse de los gases lacrimógenos, como prepararse para la insurrección “una tela de araña que hay que tejer”. Pasquines, muchos, tantos que ya no recuerdo.

El flaco Sergio hijo de la siempre querida Victoria era un militante integral; uno de aquellos raros ejemplares que no se quitaba el uniforme para aportar en cualquier parte, que trascendía al 23 de Enero, a Caracas, al país. Si, porque Sergio sembró afectos incluso fuera de nuestras fronteras. Recuerdo con particular alegría una anécdota de ese Quijote una vez que nos mandaron a Colombia a conversar con unos compas sobre la Escuela de Pensamiento NuestraAmérica. El loco me hizo bajarme del bus en la frontera y comenzó a cruzarla a pie. Llegaba a Colombia y corría al lado de Venezuela… Así muchas veces mientras gritaba: “Ja, ja, están jodidos todos los que pretenden olvidar el sueño de Bolívar… Ja, ja, somos un solo pueblo, miren lo que hago con la frontera”. Estaba maravillado de ese espacio tan tonto que llaman frontera. Y los soldados del DAS sorprendidos con ese loco altote dando saltos de aquí para allá por casi dos horas. Y conste que en esos tiempos no era común hablar de integración. ¿Han visto ustedes un “discurso” más claro sobre lo que significa integración? Yo no. Lo juro.




Recuerdo las escapadas del flaco de su garita de vigilante para ir a la Escuela de Educación a mostrarme un panfleto, un poema, cualquier vaina que sirviera de excusa para huir del tedio de ver carros pasar y de buenos días sin respuesta. A una profesora de la Escuela de Odontología la jodió bien feo. Todos los días le daba los buenos días y ella no respondía. Ah, imaginen a la academia inclinándose a responder al saludo del vigilante. Por favor. Un día la espero con un poema escrito en un marca-libros y se lo regaló por mal educada. Creo que esa mujer jamás olvidará al flaco.

Recuerdo otra misión. Una vez nos mandaron a aprender a hacer los famosos “bastones”, especie de chopos artesanales con los que íbamos a enfrentar a los enemigos, los de afuera y los de adentro. Ilusos llegamos a casa del “instructor” y nos fajamos a trabajar con las manos casi, sin herramientas casi. Al final de la tarde, cansados y sucios, teníamos cada uno un “bastón” y el compromiso de multiplicarlos. El peludo nos dijo sentencioso: compas, el esfuerzo que les costó hacer el bastón permitirá que lo quieran, que lo respeten, que se identifiquen con él, que confíen en él… Después de eso nos enteramos de que había maneras más fáciles de hacerlos. Otros lo perfeccionaron más adelante; pero en ese momento bajamos a Caracas orondos, orgullosos de nuestra obra y protegiéndola como si de un niño se tratara. Así entendía el flaco la línea militar de masas. Sin tanta paja, sin ese velo de misterio de guerrillero clandestino.

Han pasado 15 largos años de que nos arrancaron al flaco con una maldita bala, pero él sigue con nosotros. Porque, ¿cómo carajo olvidamos a personas como Sergio y Yulimar, cómo nos acostumbramos a vivir su ausencia; como si ellos siguen estando en que se niegan a abandonar como esquinas, salones, calles, callejones, canciones, poemas y en cualquier sitio donde exista un hombre, una mujer, una comunidad, un pueblo construyendo la Patria Grande.

Por eso, cada 23 de Septiembre retumba en los bloques del 23 de Enero:
¡¡Risa Desobediente, Presente…Presente!!

La Guara
itza97@yahoo.com

Tomado de: Misión Boves






Vives en las luchas "Flaco"!


El siempre querido y recordado flaco fue un luchador a tiempo completo. Desde muy temprana edad desarrolla ese amor por el pueblo que lo llevo a dar la mayor parte de su corta existencia (27 años) en fomentar la organización y participación como instrumento de lucha permanente para conquistar aquellas reivindicaciones de la parroquia y mas alla. En la década de los ochenta junto con un grupo de jóvenes forma el “Grupo Cultural Hombre Nuevo” el cual tiene presencia en la zona de Monte Piedad, espacio donde comienza a desarrollar su actividad política cultural. De allí surge el periódico “El Vocero de Monte Piedad, el cual es llevado en principio en la zona, luego tendría influencia en los trabajos de La Cañada, La Central, La Piedrita, todas áreas del 23 de Enero.

Fungió en El Vocero como investigador editor. También escribe algunos artículos relacionados con la situación internacional(Centroamérica) y como entendía el proceso revolucionario en esa parte del continente. De su lucha por las reivindicaciones populares, podemos mencionar el hecho que significo para la parroquia el secuestro por mas de una semana de varios camiones de algunas instituciones, en la misma década de los ochenta que concluyo con el compromiso y puesta en practica de remodelaciones generales en casi todos los bloques del 23 de Enero.

También recordamos el trancazo de la Av. Sucre como consecuencia de una escases de agua en diferentes zonas. Por otro lado estaba organizando actos culturales de solidaridad con El Salvador, Nicaragua, y las famosas parrandas navideñas en La Plaza José Gregorio Hernández frente el Bloque 5; colaboraba en las actividades desarrolladas en el Barrio Sucre, como por ejemplo, La Cruz de Mayo y La Parranda del Niño.



El flaco tiene varias facetas que va cultivando a través de los años. Excelente deportista, trabajador social, estudiante, pero sobre todo poeta. Un poeta del amor y la esperanza en un futuro mejor. Esto lo hace carismático y por ende un líder indiscutible del movimiento popular. Amplia sus horizontes y ya no es solo en el 23 de Enero el objetivo de sus luchas ahora es Venezuela y luego toda Latinoamérica.

Participa como miembro del “Grupo Hombre Nuevo” en diversos encuentros a nivel nacional para la discusión de un proyecto alternativo de un movimiento popular y llevar adelante en todos los terrenos la lucha por conquistar un nuevo amanecer lleno de esperanza y vida digna para todos. Ingresa en la UCV, primero como trabajador y luego como estudiante de la escuela de Sociología y de inmediato pasa a la actividad política que se desarrolla en la universidad. Participa activamente en la organización del sindicato de vigilante para conseguir mejoras laborales para sus compañeros
.
También participa en cada una de las manifestaciones tanto pacificas como violentas que se desarrollan dentro y fuera del recinto Universitario en el duro año de 1989, especialmente durante el mes de Febrero. Allí desarrolla a toda su capacidad sus dotes de organizador y liderazgo en el movimiento popular logrando controlar con una conducta ejemplar los desmanes cometidos por algunos delincuentes al tratar de saquear y destruir pequeños comercios y locales especialmente en el 23 de Enero. Llega el año de 1993 y se acentúa el clima de conflictividad en el país, calentandose la atmósfera política y continúan las marchas, las protestas callejeras y las movilizaciones populares. Entonces tomando como referencia los cacerolasos en Chile y Argentina, Sergio y un grupo organizado del movimiento popular montan el gran cacerolazo del mes de Marzo contra el entonces Presidente Carlos Andrés Pérez, con un extraordinario éxito a nivel nacional. La experiencia se repite con mayor contundencia un mes después.

El año de 1992 fue un año de protagonismo importantísimo en la vida de Sergio. Coordina y organiza y participa directamente en los levantamientos militares del 4f y 27 n. en el primer caso coordina y organiza la defensa del 23 de Enero junto con el pueblo (cabe destacar que el 23 de Enero fue una de las pocas parroquias donde hubo enfrentamientos armado entre militares y civiles. en el 27 de N. También le toca coordinar y organizar los diversos grupos, la toma político- militar del 23 de Enero; la cual se logra con éxito por algun tiempo, algunas horas. Esta vez ademas de participar directamente en las acciones se le encomienda la tarea de ayudar, después de la derrota, a los militares patriotas que se encontraban en la zona.

Les brinda todo el apoyo posible: los esconde, los viste y alimenta, los mantiene seguros y luego los saca sin ninguna inconveniencia. Se gradúa de revolucionario. 23 de Septiembre de 1993. Las universidades del todo el pais han llamado a una marcha a caracas para pedir un presupuesto justo. Se llena la plaza del rectorado. Unas 13.000 personas, alegres entusiastas, una movilización pacifica, que empiezan un recorrido que representaría las ultimas horas de vida de Sergio Rodríguez. Juntos, cantando, bailando, compitiendo la mejor consigna. La muchedumbre avanza. En plena Av. Universidad desaparece el flaco Sergio. Lo consiguieron en la esquina El Chorro. Había desaparecido de la retaguardia para aparecer liderizando la marcha con la consigna de llevarla hasta el congreso. En frente, cientos de policías armados hasta los dientes hacen un cordón para impedir que prosiga la marcha. Hay un momento de discusión. se impone el carácter, el líder, el arriesgado, el valiente,.continuamos adelante. Eran las 2:30 pm. esa decisión le costo la vida a Sergio Enrique Rodríguez Yance, mártir y líder del 23 de Enero.

El Sergio Poesia
Aquí voy cual cometa fugas, papagallo sin amarras, dispuesto a volar sin grillos ni cadenas hacia lo desconocido. Voy por el mundo tal ves justificando mi discurso sobre la integralidad del ser humano, buscando el equilibrio del hombre con la naturaleza, rompiendo la usurpación de las vanguardias. Aquí estoy, individuo solo universalizando mi existencia, aquí voy cual loco alegre regalando mis arapos a los desposeídos, compartiendo el pan de las ideas libertarias. Aquí vengo cual Quijote enmudecido entregando mi amor como un pan compartido para todos, asumiendo la dinamicidad de la vida. Aquí vengo con mi espada luminaria atravesando los fantasmas de la inconsistencia y el egoísmo, levantando mi espada contra aquellos químicamente puros, farsantes de la honestidad. Aquí estoy amigos y enemigos míos, con mi armadura de guerrero dispuesto a entregar mi vida, estando seguro y convencido que la muerte no existe

Sergio Rodriguez - Junio 1993.-

Gracias a el Semanario Sucre en Comunidad por la reseña de El Flaco.


Tomado de: el23.net

lunes, 29 de septiembre de 2008

V ENCUENTRO NUESTRAMERICANO ANTIMPIREALISTA EN LA ISLA DE MARGARITA


Este 2.008 en el antiguo canódromo de margarita, en la mejor conocida Gallera, se estará dando el V encuentro nuestramericano;antimperialista. A partir de las 12Mediodìa se estarán dando las primeras avanzadas d lo que ha venido a ser una expresión popular movimental y orgánica del pueblo en lucha.

Los Loyolianos, anti-imperialistas, socialistas de nuestra América rebelde, poetas armados de juglar y canción pintan que pintan la ternura de la diversidad y el grito rebelde de la Paraguachoa Rebelde.

...SEGUIMOS MOVILIZADOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS...


Tomado de: Movimiento Loyoliano de liberación Cultural.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Un Canto por la Paz en la Sierra de Perijá se convierte en un grito por la demarcación indígena



Autor: Adriana Ovalles

Hace un mes, fui invitada a una actividad cultural en la Sierra de Perijá, “Un Canto por la Paz”. Desde hace unos años soy seguidora fiel de los pasos de los y las luchadoras que quedaron sembrados en nuestra tierra. Quizá por eso, junto a mi compañero, Tomás, y nuestros dos hijos, WANADI Y TEIRUMA, nos vinimos a Amazonas, porque como dice mi comadre: “A nosotros nos quitaron nuestra historia, nuestro idioma... por eso hay que luchar para que no vuelva a pasar con nuestros hermanos y hermanas indígenas”, por eso no dudamos en ir a la Sierra, a contarle a Sabino que desde lejos, lloramos con él por la partida del Viejo, a decirle a las mujeres Yukpa que desde Amazonas también cayeron lágrimas de indignación por los golpes que ellas y él recibieron. Fuimos a cantarle a la Paz, en un mundo que vive en Guerra.



Por eso la Pachamama hizo que los golpes a Tomás no le dolieran tanto, que las balas no alcanzaran nuestros cuerpos. Esa noche algo pasó.... La tierra protege a los guerreros de la Luz, y a pesar de la amargura, de las lágrimas, las mujeres Yukpa, los compañeros y compañeras que asistiamos a la actividad, entonamos nuestro mejor Canto por la Paz y fuimos escuchados.



Fuimos sin armas y nos recibió el equipo antimotín de la Guardia Nacional, un franco tirador y la rabia de algunos efectivos. Fuimos a llevar medicina, pero necesitabamos un salvo conducto, por eso ante la orden de dejar pasar la comida para los cochinos, nuestro Canto se hizo grito, y gritamos: “ES UNA INJUSTICIA....” Fuimos con unas cuantas pacas de harina, porque en la lucha, los guerreros Yukpa no pueden ir al conuco, llevamos nuestros corazones llenos de esperanza, porque creemos que un Canto por la Paz puede ser escuchado allá en la lejanía de la Sierra.



Por eso ante la orden de Sabino: “Vamos a caminar”, nuestros pasos siguieron ese camino que han transitado los abuelos de Sabino, sus tatarabuelos, y así hasta muchas generaciones atrás. Nuestro pasos gritaron: “REBELDÍA”. Esa noche fue larga. En mi cabeza se contaron mil historias, las imágenes volaban sin orden. Tomás estaba herido, mi corazón sangraba y Mary Luz, Ma. de los Angeles y Kellys se fueron con él, yo no pude bajar, los gases lacrimógenos me hicieron retroceder, las mujeres Yukpa me dieron la mano para caminar mientras lloraba, sus voces repetían que todo iba a estar bien, luego, un niño, me dio la mano... no le pude preguntar su nombre, el llanto no me dejó.... Dos días después, todo estaba bien, Chávez se pronunció: “Entre los ganaderos y los yukpa, yo estoy con los indios”. Compañero Chávez, te faltó decir que entre los yukpa y la Guardia, tu no tienes opción. Ha pasado un mes, pocas voces se atrevieron a pronunciarse a favor de los Yukpa, de los demás, del resto.



http://www.blogger.com/img/gl.link.gif
Nuestra indignación ahora es mayúscula. La ministra Nicia le pide a los Yukpa (no creo que pueda escribir a sus hermanos) que vayan a hacer turismo a la montaña, por qué no le pidio a los Ganaderos que respeten la propiedad indígena, pero si le pidio a los Yukpa que respeten la propiedad privada?. La Comisión de Demarcación, a través de sus representantes folkloriza el tema, hace lo que quiere, sus funcionarios vinieron a Amazonas con un cronograma impuesto sin tomar en cuenta los trabajos adelantados, van a la Sierra, vienen y van, pero no hay títulos colectivos, no hay tierra para los indígenas.



Hay que seguir cantando a la Paz, pero a los ineficientes burócratas debemos seguirle gritando a sus caras: QUEREMOS JUSTICIA, DEMARCACIÓN INDÍGENA YA.......COMPAÑERO CHÀVEZ, ESTAS INVITADO A IR A LA SIERRA, A VENIR A AMAZONAS, TUS FUNCIONARIOS NO FUNCIONAN, NUESTRO CANTO Y NUESTROS PASOS SEGUIRÁN GRITANDO Y ANDANDO, CADA VEZ CON MAYOR FUERZA.



Tomado de ANMCLA

Salvador Puig Antich


El 25 de septiembre de 1973 ocurre un tiroteo en el portal del número 70 de la calle Gerona, en Barcelona, España.

Herido, es detenido por la policía Salvador Puig Antich; anarquista que lucha contra la dictadura franquista desde el Movimiento Ibérico de Liberación (MIL).

Producto del tiroteo para la captura muere el subinspector de la Brigada Político Social Francisco Anguas Barragán.



La venganza del Estado no se hizo esperar; el 2 de marzo de 1974 Puig Antich fue ejecutado mediante el garrote vil en la cárcel modelo de Barcelona. (Sí, definitivamente todo un “modelo” de cárcel; ¡¡¡Abajo los muros de las prisiones!!!)

miércoles, 24 de septiembre de 2008

En memoria del Manifiesto del 23 de Septiembre de 1911




A 97 años de la aparición del manifiesto del 23 de Septiembre de 1911, promulgado por la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano (JO-PLM) como programa orientador de la lucha revolucionaria llevada adelante, contra la explotación capitalista y la opresión estatal, por los proletarios mexicanos insurrectos bajo las proclamas de la JO-PLM.

Mexicano: La junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano ve con simpatía vuestros esfuerzos para poner en práctica los altos ideales de emancipación política, económica y social, cuyo imperio sobre la tierra pondrá fin a esa ya bastante larga contienda del hombre contra el hombre., que tiene su origen en la desigualdad de fortunas que nace del principio de la propiedad privada.

Abolir ese principio significa el aniquilamiento de todas las instituciones políticas, económicas, sociales, religiosas y morales que componen el ambiente dentro del cual se asfixian la libre iniciativa y la libre asociación de los seres humanos que se ven obligados, para no perecer, a entablar entre sí una encarnizada competencia, de la que salen triunfantes, no los más buenos, ni los más abnegados, ni los mejor dotados en lo físico, en lo moral o en lo intelectual, sino los más astutos, los más egoístas, los menos escrupulosos, los más duros de corazón, los que colocan su bienestar personal sobre cualquier consideración de humana solidaridad y de humana justicia.

Sin el principio de la propiedad privada no tiene razón de ser el gobierno, necesario tan sólo para tener a raya a los desheredados en sus querellas o en sus rebeldías contra los detentadores de la riqueza social; ni tendrá razón de ser la Iglesia, cuyo exclusivo objeto es estrangular en el ser humano la innata rebeldía contra la opresión y la exploración por la prédica de la paciencia, de la resignación y de la humildad, acallando los gritos de los instintos más poderosos y fecundos con la práctica de penitencias inmorales, crueles y nocivas a la salud de las personas, y, para que los pobres no aspiren a los goces de la tierra y constituyan un peligro para los privilegios de los ricos, prometen a los humildes, a los más resignados, a los más pacientes, un cielo que se mece en el infinito, más allá de las estrellas que se alcanzan a ver...

Capital, autoridad, clero: he ahí la trinidad sombría que hace de esta bella tierra un paraíso para los que han logrado acaparar en sus garras por la astucia, la violencia y el crimen, el producto del sudor, de la sangre, de las lágrimas y del sacrificio de miles de generaciones de trabajadores y un infierno para los que con sus brazos y su inteli gencia trabajan la tierra, mueven la maquinaria, edifican las casas, transportan los productos, quedando de esa manera dividida la humanidad en dos clases sociales de intereses diametralmente opues tos: la clase capitalista y la clase trabajadora; la clase que posee la tierra, la maquinaria de producción y los medios de transportación de las riquezas, y de la clase que no cuenta más que con sus brazos y su inteligencia para proporcionarse el sustento.

Entre estas dos clases sociales no puede existir vínculo alguno de amistad ni de fraternidad, porque la clase poseedora está siempre dispuesta a perpetuar el sistema económico, político y social que garantiza el tranquilo disfrute de sus rapiñas, mientras la clase traba¬ jadora hace esfuerzos por destruir ese sistema inicuo para instaurar un medio en el cual la tierra, las casas, la maquinaria de producción y los medios de transportación sean de uso común.



MEXICANOS: El Partido Liberal Mexicano reconoce que todo ser humano, por el solo hecho de venir a la vida, tiene derecho a gozar de todas y cada una de las ventajas que la civilización moderna ofrece, porque esas ventajas son el producto del esfuerzo y del sacrificio de la clase trabajadora de todos los tiempos.
El Partido Liberal Mexicano reconoce, como necesario, el trabajo para la subsistencia, y, por lo tanto, todos, con excepción de los ancianos, de los impedidos e inútiles y de los niños, tienen que dedi¬ carse a producir algo útil para poder dar satisfacción a sus necesidades.
El Partido Liberal Mexicano reconoce que el llamado derecho de propiedad individual es un derecho inicuo, porque sujeta al mayor número de seres humanos a trabajar y a sufrir para la satisfacción y el ocio de un pequeño número de capitalistas.
El Partido Liberal Mexicano reconoce que la autoridad y el clero son el sostén de la iniquidad capital, y, por lo tanto, la junta Orga nizadora del Partido Liberal Mexicano ha declarado solemnemente guerra a la autoridad, guerra al capital, guerra al clero.




Contra el capital, la autoridad y el clero el Partido Liberal Mexi¬ cano tiene enarbolada la bandera roja en los campos de la acción en México, donde nuestros hermanos se baten como leones, disputando la victoria a las huestes de la burguesía o sean: maderistas, reyistas, vazquistas, científicos, y tantas otras cuyo único propósito es en¬cumbrar a un hombre a la primera magistratura del país, para ha¬cer negocio a su sombra sin consideración alguna a la masa entera de la población de México, y reconociendo, todas ellas, como sagra do, el derecho de propiedad individual.

En estos momentos de confusión, tan propicios para el ataque contra la opresión y la explotación, en estos momentos en que la autoridad, quebrantada, desequilibrada, vacilante, acometida por todos sus flancos por las fuerzas de todas las pasiones desatadas, por la tempestad de todos los apetitos avivados por la esperanza de un próximo hartazgo; en estos momentos de zozobra, de angustia, de terror para todos los privilegios, masas compactas de desheredados invaden las tierras, queman los títulos de propiedad, ponen las manos creadoras sobre la fecunda tierra y amenazas con el puño a todo lo que ayer era respetable: autoridad y clero; abren el surco, espar cen la semilla y esperan, emocionados, los primeros frutos de un tra bajo libre.
Éstos son, mexicanos, los primeros resultados prácticos de la pro¬ paganda y de la acción de los soldados del proletariado, de los gene rosos sostenedores de nuestros principios igualitarios, de nuestros hermanos que desafían toda imposición y toda explotación con este grito de muerte para todos los de arriba y de vida y de esperanza para todos los de abajo: ¡Viva Tierra y Libertad!

La tormenta se recrudece día a día: maderistas, vazquistas, reyis tas, científicos, delabarristas os llaman a gritos, mexicanos, a que voléis a defender sus desteñidas banderas, protectoras de los privilegios de la clase capitalista. No escuchéis las dulces canciones de esas sirenas, que quieren aprovecharse de vuestro sacrificio para establecer un gobierno, esto es, un nuevo perro que proteja los intereses de los ricos. ¡Arriba todos; pero para llevar a cabo la expropiación de los bienes que detentan los ricos!




La expropiación tiene que ser llevada a cabo a sangre y fuego durante este grandioso movimiento, como lo han hecho y lo están haciendo nuestros hermanos los habitantes de Morelos, sur de Puebla, Michoacán, Guerrero, Veracruz, norte de Tamaulipas, Durango, Sonora, Sinaloa, jalisco, Chihuahua, Oaxaca, Yucatán, Quintana Roo y regiones de otros estados, según ha tenido que confesar la misma prensa burguesa de México, en que los proletarios han tomado posesión de la tierra sin esperar a que un Gobierno paternal se dignase hacerlos felices, conscientes de que no hay que esperar nada bueno de los Gobiernos y de que "La emancipación de los trabaja¬ dores debe ser obra de los trabajadores mismos".

Estos primeros actos de expropiación han sido coronados por el más risueño de los éxitos, pero no hay que limitarse a tomar tan sólo posesión de la tierra y de los implementos de agricultura: hay que tomar resueltamente posesión de todas las industrias por los trabaja dores de las mismas, consiguiéndose de esa manera que las tierras, las minas, las fábricas, los talleres, las fundiciones, los carros, los ferrocarriles, los barcos, los almacenes de todo género y las casas queden en poder de todos y cada uno de los habitantes de México, sin distinción de sexo.

Los habitantes de cada región en que tal acto de suprema justicia se lleve a cabo no tienen otra cosa que hacer que ponerse de acuerdo para que todos los efectos que se hallen en las tiendas, almacenes, graneros, etc., sean conducidos a un lugar de fácil acceso para todos, donde hombres y mujeres de buena voluntad practicarán un minucioso inventario de todo lo que se haya recogido, para calcular la duración de esas existencias, teniendo en cuenta las necesidades y el número de los habitantes que tienen que hacer uso de ellas, desde el momento de la expropiación hasta que en el campo se levanten las primeras cosechas y en las demás industrias se produzcan los primeros efectos.



Hecho el inventario, los trabajadores de las diferentes industrias se entenderán entre sí fraternalmente para regular la producción; de manera que, durante este movimiento, nadie carezca de nada, y sólo se morirán de hambre aquellos que no quieran trabajar, con ex cepción de los ancianos, los impedidos y los niños, que tendrán derecho a gozar de todo.

Todo lo que se produzca será enviado al almacén general en la co¬ munidad del que todos tendrán derecho a tomar todo lo que necesi ten según sus necesidades, sin otro requisito que mostrar una contra seña que demuestre que está trabajando en tal o cual industria.

Como la aspiración del ser humano es tener el mayor número de satisfacciones con el menor esfuerzo posible, el medio más adecuado para obtener ese resultado es el trabajo en común de la tierra y de las demás industrias. Si se divide la tierra y cada familia toma un pe dazo, además del grave peligro que se corre de caer nuevamente en el sistema capitalista, pues no faltarán hombres astutos o que tengan hábitos de ahorro que logren tener más que otros y puedan a la larga poder explotar a sus semejantes; además de este grave peligro está el hecho de que si una familia trabaja un pedazo de tierra, tendrá que trabajar tanto o más que como se hace hoy bajo el sistema de la pro¬ piedad individual para obtener el mismo resultado mezquino que se obtiene actualmente, mientras que si se une la tierra y la trabajan en común los campesinos, trabajarán menos y producirán más. Por su¬puesto que no ha de faltar tierra para que cada persona pueda tener su casa y un buen solar para dedicarlos a los usos que sean de su agrado. Lo mismo que se dice del trabajo en común de la tierra, puede decirse del trabajo en común de la fábrica, del taller, etc.; pero cada quién, según su temperamento, según sus gustos, según sus inclinaciones podrá escoger el género de trabajo que mejor le acomode, con tal de que produzca lo suficiente para cubrir sus necesidades y no sea una carga para la comunidad.



Obrándose de la manera apuntada, esto es, siguiendo inmediatamente a la expropiación la organización de la producción, libre ya de amos y basada en las necesidades de los habitantes de cada región, nadie carecerá de nada a pesar del movimiento armado, hasta que, terminado este movimiento con la desaparición del último burgués y de la última autoridad o agente de ella, hecha pedazos la ley sostenedora de privilegios y puesto todo en manos de los que trabajan, nos estrechemos todos en fraternal abrazo y celebremos con gri tos de júbilo la instauración de un sistema que garantizará a todo ser humano el pan y la libertad.

MEXICANOS: Por esto es por lo que lucha el Partido Liberal Mexi cano. Por esto es por lo que derrama su sangre generosa una pléyade de héroes, que se baten bajo la bandera roja al grito prestigioso de ¡Tierra y Libertad!

Los liberales no han dejado caer las armas a pesar de los tratados de paz del traidor Madero con el tirano Díaz, y a pesar también, de las incitaciones de la burguesía, que ha tratado de llenar de oro sus bolsillos, y esto ha sido así, porque los liberales somos hombres con vencidos de que la libertad política no aprovecha a los pobres, sino a los cazadores de empleos; y nuestro objeto no es alcanzar empleos ni distinciones, sino arrebatarlo todo de las manos de la burguesía, pa¬ ra que todo quede en poder de los trabajadores.



La actividad de las diferentes banderías políticas que en estos momentos se disputan la supremacía, para hacerla que triunfe, exacta¬ mente lo mismo que hizo el tirano Porfirio Díaz, porque ningún hombre, por bien intencionado que sea, puede hacer algo en favor de la clase pobre cuando se encuentra en el poder; esa actividad ha producido el caos que debemos aprovechar los desheredados, to mando ventajas de las circunstancias especiales en que se encuentra el país, para poner en práctica, sin pérdida de tiempo, sobre la marcha, los ideales sublimes del Partido Liberal Mexicano, sin espe rar a que se haga la paz para efectuar la expropiación, pues para en tonces ya se habrán agotado las existencias de efectos en las tiendas, graneros, almacenes y otros depósitos, y como al mismo tiempo, por el estado de guerra en que se habrá encontrado el país, la produc ción se habrá suspendido, el hambre sería la consecuencia de la lucha, mientras que efectuando la expropiación y la organización del trabajo libre durante el movimiento, ni se carecerá de lo necesa rio en medio del movimiento ni después.
MEXICANOS: si queréis ser de una vez libres no luchéis por otra causa que no sea la del Partido Liberal Mexicano. Todos os ofrecen libertad política para después del triunfo: los liberales os invitamos a tomar la tierra, la maquinaria, los medios de transportación y las casas desde luego, sin esperar a que nadie os dé todo ello, sin aguar dar a que una ley decrete tal cosa, porque las leyes no son hechas por los pobres sino por señores de levita, que se cuidan bien de hacer le yes en contra de su casta.

Es el deber de nosotros los pobres trabajar y luchar por romper las cadenas que nos hacen esclavos. Dejar la solución de nuestros problemas a las clases educadas y ricas es ponernos voluntariamente entre sus garras. Nosotros los plebeyos; nosotros los andrajosos; no sotros los hambrientos; los que no tenemos un terrón donde reclinar la cabeza; los que vivimos atormentados por la incertidumbre del pan de mañana para nuestras compañeras y nuestros hijos; los que, llegados a viejos, somos despedidos ignominiosamente porque ya no podemos trabajar, toca a nosotros hacer esfuerzos poderosos, sacrifi cios mil para destruir hasta sus cimientos el edificio de la vieja so ciedad, que ha sido hasta aquí una madre cariñosa para los ricos y los malvados, y una madrastra huraña para los que trabajan y son buenos.

Todos los males que aquejan al ser humano provienen del sistema actual, que obliga a la mayoría de la humanidad a trabajar y a sacrificarse para que una minoría privilegiada satisfaga todas sus necesidades y aun todos sus caprichos, viviendo en la ociosidad y en el vicio. Y menos malo si todos los pobres tuvieran asegurado el trabajo; como la producción no está arreglada para satisfacer las necesi dades de los trabajadores sino para dejar utilidades a los burgueses, éstos se dan maña para no producir más que lo que calculan que pueden expender, y de ahí los paros periódicos de las industrias o la restricción del número de trabajadores, que proviene, también del hecho del perfeccionamiento de la maquinaria, que suple con ventaja los brazos del proletariado.

Para acabar con todo eso es preciso que los trabajadores tengan en sus manos la tierra y la maquinaria de producción, y sean ellos los que regulen la producción de las riquezas atendiendo a las necesida des de ellos mismos.

El robo, la prostitución, el asesinato, el incendiarismo, la estafa, productos son del sistema que coloca al hombre y a la mujer en con diciones en que para no morir de hambre se ven obligados a tomar de donde hay o a prostituirse, pues en la mayoría de los casos, aun que se tengan deseos grandísimos de trabajar, no se consigue traba jo, o es éste tan mal pagado, que no alcanza el salario ni para cubrir las más imperiosas necesidades del individuo y de la familia, aparte de que la duración del trabajo bajo el presente sistema capitalista y las condiciones en que se efectúa, acaban en poco tiempo con la salud del trabajador, y aun con su vida, en las catástrofes industriales, que no tienen otro origen que el desprecio con que la clase capitalis ta ve a. los que se sacrifican por ella.

Irritado el pobre por la injusticia de que es objeto; colérico ante el lujo insultante que ostentan los que nada hacen; apaleado en las calles por el polizonte por el delito de ser pobre; obligado a alquilar sus brazos en trabajos que no son de su agrado; mal retribuido, despreciado por todos los que saben más que' él o por los que por di¬ nero se creen superiores a los que nada tienen; ante la expectativa de una vejez tristísima y de una muerte de animal despedido de la cuadra por inservible; inquieta ante la posibilidad de quedar sin tra bajo de un día para otro; obligado a ver como enemigo aun a los mismos de su clase, porque no sabe quién de ellos será el que vaya a alquilarse por menos de lo que él gana, es natural que en estas cir cunstancias se desarrollen en el ser humano instintos antisociales y sean el crimen, la prostitución, la deslealtad, los naturales frutos del viejo y odioso sistema, que queremos destruir hasta en sus más pro¬ fundas raíces para crear uno nuevo de amor, de igualdad, de justi cia, de fraternidad, de libertad.

¡Arriba todos como un solo hombre! En las manos de todos están la tranquilidad, el bienestar, la libertad, la satisfacción de todos los apetitos sanos; pero no nos dejemos guiar por directores; que cada quien sea el amo de sí mismo; que todo se arregle por el consenti¬ miento mutuo de las individualidades libres. ¡Muera la esclavitud! ¡Muera el hambre! ¡Viva Tierra y Libertad!

MEXICANOS: con la mano puesta en el corazón y con nuestra con¬ ciencia tranquila, os hacemos un formal y solemne llamamiento a que adoptéis, todos, hombres y mujeres los altos ideales del Partido Liberal Mexicano. Mientras haya pobres y ricos, gobernantes y go¬ bernados, no habrá paz, ni es de desearse que la haya porque esa paz estaría fundada en la desigualdad política, económica y social, de millones de seres humanos que sufren hambre, ultrajes, prisión y muerte, mientras una pequeña minoría goza toda suerte de placeres y de libertades por no hacer nada.

¡A la lucha!; a expropiar con la idea del beneficio para todos y no para unos cuantos, que esta guerra no es una guerra de bandidos, sino de hombres y mujeres que desean que todos sean hermanos y go¬ cen, como tales, de los bienes que nos brinda la naturaleza y el brazo y la inteligencia del hombre han creado, con la única condición de dedicarse cada quien a un trabajo verdaderamente útil.




La libertad y el bienestar están al alcance de nuestras manos. El mismo esfuerzo y el mismo sacrificio que cuesta elevar a un gober nante, esto es, un tirano, cuesta la expropiación de los bienes que detentan los ricos. A escoger, pues: o un nuevo gobernante, esto es, un nuevo yugo, o la expropiación salvadora y la abolición de toda imposición religiosa, política o de cualquier otro orden.



¡Tierra y Libertad!

1) Estando en la ciudad de los Angeles, estado California, Estados Unidos de America, a los 23 días del mes de septiembre de 1911.
Ricardo Flores Magón.
Librado Rivera.
Anselmo L. Figueroa.
Enrique Flores Magón

jueves, 11 de septiembre de 2008

¿Así es como la derecha Venezolana pretendía celebrar el 11 de septiembre?

11 de septiembre, recordando a los cordones industriales chilenos.



Hoy 11 de Septiembre se recuerda al compañero Allende, se recuerda su valor, su determinación, su último discurso…

Hoy se celebrarán actos en su honor, se le llevarán flores, se le prenderán velas. La izquierda de arriba recordará sus héroes, mientras que la de abajo recordará a sus hermanos y compañeros caídos, Camaradas anónimos e invisibles para la gran historia, abstractos números estadísticos para los de arriba, compañeros concretos y entrañables, pérdidas irreparables para las pequeñas historias de los de abajo y de nuestras luchas cotidianas.

Hoy se celebrarán pomposos actos, hoy lameremos nuestras heridas.

El caso de Chile suele ser invocado por personeros de esa izquierda protocolar con afirmaciones alegres del tipo “la extrema izquierda le hico mucho daño al compañero allende”; pareciese que olvidasen que los que le dan el golpe y bombardean la moneda eran precisamente esos militares que con Allende compartían el mando, esos que le juraron lealtad, esos que le acompañan en las grandes fotos, esos que asentían en sus alocuciones y que le aplaudían al final de cada discurso…

Pareciese que olvidasen que los que padecieron con mayor fuerza los rigores de la dictadura no fueron esos pomposos ministros de izquierda que escriben la historia y que encontraron rápido acilo en consulados y embajadas, esos que pudieron escapar al fascismo gracias a sus influencias; Los que sufren la dictadura son precisamente esos revoltosos a los cuales se acusa desde arriba de entorpecer el proceso, ese pueblo rebelde que padece la historia, esa extrema izquierda revolucionaria Chilena que conoció las cárceles, las torturas, las desapariciones…

Hoy 11 de septiembre, los siempre alzados topos de la tierra no solo recordamos al compañero Allende, sino recordamos y honramos especialmente a ese pueblo insumiso y conciente de Chile, a su extrema izquierda, a sus cordones industriales…
Hoy, que se vive en Venezuela un proceso pre-revolucionario, de movilización popular, de búsqueda de alternativas, de efervescencia de ideas, recordamos a estos compañeros chilenos, precursores de estos procesos.




Hoy, donde en Venezuela y a pesar del “Estado Revolucionario” la derecha hace y deshace sin recibir ningún tipo de represalia, donde los sectores de izquierda más radicales son acusados por el propio camarada Chávez de “infiltrados de la Cia” y de “anárquicos”, donde se estrenan vergonzosamente nuestros nuevos y flamantes fusiles AK amedrentando yukpas e intentando dispersar caravanas humanitarias que acuden en su ayuda; donde el sicariato ganadero asesina a decenas de campesinos y luchadores populares, donde la policía defiende los privilegios de los explotadores y ataca a humildes trabajadores como los de Mérida, enfrentados a Sincreba; Hoy más que nunca se hace imprescindible recordar a los camaradas Chilenos…

En una carta al compañero Allende del 5 de septiembre de 1973 (seis días antes del nefasto golpe), lo más avanzado del proletariado chileno, agrupados en la coordinadora de cordones industriales y en los comandos comunales, le advertían al compañero presidente, más que de la frustración de estos sectores de izquierda ante la incapacidad del Estado de dar respuestas oportunas a sus aspiraciones, sobre el inminente golpe de Estado fascista que se preparaba…




Lamentablemente el movimiento popular fue desatendido en este caso. Quizás de haber sido atendidas sus demandas oportunamente, la historia de Chile y la de este continente habría sido otra:

“Compañero Salvador Allende:
Ha llegado el momento en que la clase obrera organizada en la Coordinadora Provincial de Cordones Industriales, el Comando Provincial de Abastecimiento Directo y el Frente Único de Trabajadores en conflicto ha considerado de urgencia dirigirse a usted, alarmados por el desencadenamiento de una serie de acontecimientos que creemos nos llevará no sólo a la liquidación del proceso revolucionario chileno, sino, a corto plazo, a un régimen fascista del corte más implacable y criminal.

Antes, teníamos el temor de que el proceso hacia el Socialismo se estaba transando para llegar a un Gobierno de centro, reformista, democráticoburgués que tendía a desmovilizar a las masas o a llevarlas a acciones insurreccionales de tipo anárquico por instinto de preservación.

Pero ahora, analizando los últimos acontecimientos, nuestro temor ya no es ése, ahora tenemos la certeza de que vamos en una pendiente que nos llevará inevitablemente al fascismo(…)” (1)





Para el proletariado Chileno era más que obvio que se avecinaba un golpe fascista, pero fueron ignorados por esos aburguesados “izquierdistas” timoratos con afán de mando, esos funcionarios que son los que realmente dañan los procesos, bien sea por cobardía, ineptitud o traición; Esos funcionarios que fueron incapaces, primero de dar respuesta a las demandas de cambio social que el pueblo exigía, y luego de atender las sugerencias y advertencias populares, no pudiendo depurarse en lo interno de ese monstruo llamado Estado, para impedir así el golpe fascista.

Esos funcionarios que reducen las revoluciones a meras reformas democraticoburguésas, funcionarios que buscan una tregua social a la guerra de clases, funcionarios que coquetean con la burguesía, a la cual ni atacan, declarándole en cambio la guerra a los movimientos populares. Esa es la enfermedad senil del derechismo en el socialismo, esa que verdaderamente daña los procesos revolucionarios.

“(…)La derecha ha montado un aparato terrorista tan poderoso y bien organizado, que no cabe duda que está financiado y por la CIA. Matan obreros, hacen volar oleoductos, micros, ferrocarriles.

Producen apagones en dos provincias, atentan contra nuestros dirigentes, nuestros locales partidarios y sindicales.
¿Se les castiga o apresa?
¡No compañero!
Se castiga y apresa a los dirigentes de izquierda.
Los Pablos Rodríguez, los Benjamines Matte, confiesan abiertamente haber participado en el "Tanquetazo".
¿Se les allana y humilla?
¡No compañero!
Se allana Lanera Austral de Magellanes donde se asesina a un obrero y se tiene a los trabajadores de boca en la nieve durante horas y horas.
Los transportistas paralizan el país, dejando hogares humildes sin parafina, sin alimentos, sin medicamentos.
¿Se los veja, se los reprime?
¡No compañero!
Se veja a los obreros de Cobre Cerrillos, de Indugas, de Cemento Melón, de Cervecerías Unidas.
Frei, Jarpa y sus comparsas financiados por la ITT, llaman abiertamente a la sedición.
¿Se les desafuera, se les querella?
¡No compañero!
Se querella, se pide el desafuero de Palestro, de Altamirano, de Garretón, de los que defienden los derechos de la clase obrera
El 29 de junio se levantan generales y oficiales contra el Gobierno, ametrallando horas y horas el Palacio de la Moneda, produciendo 22 muertos.
¿Se les fusila, se los tortura?
¡No compañero!
Se tortura en forma inhumana a los marineros y suboficiales que defienden la Constitución, la voluntad del pueblo, y a usted, compañero Allende.
Patria y Libertad incita al golpe.
¿Se les apresa, se les castiga?
¡No compañero!, siguen dando conferencias de prensa, se les da salvoconductos para que conspiren en el extranjero.
Mientras se allana Sumar, donde mueren obreros y pobladores, y a los campesinos de Cautín, que defienden al Gobierno, se les somete a los castigos más implacables, paseándolos colgados de los pies, en helicópteros sobre las cabezas de sus familias hasta darles muerte.
Se le ataca a Ud. compañero, a nuestros dirigentes, y a través de ellos a los trabajadores en su conjunto en la forma más insolente y libertina por los medios de comunicaciones millonarios de la derecha.
¿Se les destruye, se les silencia?
¡No compañero!

Se silencia y se destruye a los medios de comunicación de izquierda, el canal 9 de TV, última posibilidad de voz de los trabajadores.”(2)





La carta completa puede hallarse en:
www.poderpopular.org/article.php?id_article=2

La naturaleza del Estado es la defensa de los privilegios. Incluso los “Estados Socialistas” no escapan a este hecho. Así tenemos a los seniles autoritarios rusos, firmando el 3 de marzo de 1918 el tratado de Brest Litovsk, donde de un plumazo Lenin devuelve desde arriba Ucrania a los terratenientes y los imperios, pasando por encima de las conquistas de los de abajo, aplastando las aspiraciones de los campesinos ucranianos, quienes habían llevado a cabo una revolución profunda y verdadera en sus tierras.



Así durante la Segunda República Española se perseguía y se apresaba a los obreros, más no a los monárquicos, muchos de los cuales formaban parte del Estado republicano, el cual era más un colchón para la caída de la monarquía y el sostén de sus privilegios que un instrumento para el cambio social.

“He aquí las paradojas de la República española: mientras los 110 prisioneros del Buenos Aires son deportados sin juicio (y la mayoría de ellos no han intervenido en los hechos de Fígols), los monárquicos conspiran libremente, los grandes propietarios rurales dejan yermas las tierras y los campesinos se mueren de hambre. La famosa “ley de defensa de la República” no se ejerce contra los enemigos de ésta, sino contra los obreros, cuyo único delito es ser consecuente y fiel a su clase.” (3)

No repitamos los errores del pasado en nuestra revolución, recordemos hoy, que aún estamos a tiempo, las sabias advertencias del proletariado Chileno.
Que los funcionarios no desatiendan los llamados y el empuje del movimiento popular; Pero sobre todo, que el movimiento popular no espere por los funcionarios para hacer su propia revolución.

¡¡¡Solo el pueblo salva al pueblo!!!


(1) Carta de los cordones Industriales al compañero Allende. 5 de septiembre de 1973. www.poderpopular.org artículo
(2) Idem

(3) Carta de Emilienne Morin, reproducida en Le Libertaire del 14 de febrero de 1937. Tomada del libro “Durruti en la Revolución española”. Abel Paz. Fundación Anselmo Lorenzo. Pag 98.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Salvemos a los delfines. No a la caza comercial de Japón



La Comisión Ballenera Internacional instituyó la moratoria a la caza comercial de ballenas en 1986. Pero hasta el día de hoy la caza de ballenas y otros mamíferos marinos aún continúa, y gracias a una "laguna" en la moratoria, sólo Japón caza anualmente cerca de 27.000 animales.

Uno de los hitos más sangrientos de la caza japonesa, es lo que sucede año tras año en la bahía de Taiji, entre los meses de octubre y abril, en que se cazan 20.000 delfines y otros pequeños cetáceos acorralándolos en una ensenada de baja profundidad para atraparlos. Existe registro videográfico y fotográfico que muestra las crueles imágenes de las familias de delfines chillando, tratando de protegerse y escapar de los arpones y cuchillos y las aguas teñidas de rojo por su sangre, imágenes que los pescadores tratan de ocultar a la prensa y los observadores que se acercan al lugar. Cada año la repulsa internacional contra esta masacre es más fuerte, y nuevamente este año pediremos al gobierno que cesen estas prácticas.




¿Por qué cazan a los delfines?


Los objetivos son dos: la producción cárnica y la caza de ejemplares vivos para cautiverio.

Para la producción cárnica los delfines son cargados vivos en camiones a mataderos cercanos donde mueren degollados y desangrados. La carne, rotulada como "carne de ballena", satisface el consumo de la población japonesa e internacional, donde tiene cada vez mayor demanda. Por su parte, la captura de ejemplares vivos (generalmente hembras jóvenes) para delfinarios y parques acuáticos las condena a vivir hasta el último de sus dí¬as confinadas en piscinas como figura central de entretenimiento y de los programas de "Nadar con Delfines" de los acuarios de todo el mundo.

La industria de los delfines en cautiverio se muestra como "salvadora" de los delfines, pues evita que éstos sean convertidos en carne, pero sólo lo hacen porque es mucho más rentable vender un delfín a un acuario que matarlo para que se convierta en carne. La multibillonaria industria de los delfines para cautividad no está salvando a los delfines de la muerte, sino que ayuda a mantener esta cruel práctica para provecho de la industria.




¿Qué podemos hacer?


Necesitamos hacer saber a las autoridades japonesas que estos crí¬menes contra la naturaleza son inaceptables.

Por ello, AnimaNaturalis adhiere al llamado internacional de la IFAW, para protestar este 3 de septiembre de 2008 ante las embajadas y consulados japoneses de todo el mundo.

Se han organizado actividades en diferentes países, pero si quieres también puedes organizar protestas en tu ciudad.

Colombia
Dia: Miércoles 3 de septiembre
Lugar: Embajada de Japón. Calle 72 carrera 7, costado sur-occidental
Hora: 12:00h.
Contacto: Eduardo Peña Garzón, eduardop@animanaturalis.org Movil: 317 8188740
Nota: Preferiblemente ir con camiseta blanca


Venezuela

Día: Miércoles 3 de septiembre de 2008
Lugar: Embajada de Japón en Caracas. Av. San Felipe con 2a Transversal.Edificio Bancaracas, La Castellana
Hora: 12:00h.
Contacto: Andrés Lizardo andresl@animanaturalis.org Móvil: 04268183473
Nota: Llevar un delfín (inflable, de peluche o hecho por ti) para colocar a las puertas del edificio de la embajada.

Para las personas del interior que quieran viajar a Caracas ese día para asisitir a la manifestación:

Desde Maracay: Yiyi Maiola yiyim@animanaturalis.org Móvil: 04124952637
Desde Valencia: María Paula Donato mariapaulad@animanaturalis.org Móvil: 0424 4918133

España

Día: Miércoles 3 de septiembre
Lugar: Consulado de Japón en España. Avda. Diagonal, 640 (metro L3 Maria Cristina)
Contacto: Aïda Gascón aidag@animanaturalis.org Móvil: 615640379
Nota: Si tienes, llevar camiseta de delfines.
Página oficial: www.savejapandolphins.org
ciber.accion@gmail.com

sábado, 23 de agosto de 2008

Sacco y Vanzetti



Toparquía, rinde homenaje a todos los que luchan por un mundo libertario, solidario, humano. De pie mirando al horizonte, desde donde se adivinan los tiempos y las luchas por venir gritamos a los vientos los nombres de los que han regado con su sangre la tierra del mañana, para apurar la cosecha…. ¡¡¡ Sacco y Vanzetti!!!!

“Ahora tengo que decir que soy inocente de todas estas cosas; que no sólo he luchado toda mi vida para desterrar los crímenes que la ley oficial y la moral oficial condenan, sino también para desterrar los crímenes que la ley y la moral santifican: la explotación y la opresión del hombre por el hombre. Y si hay alguna razón por la que yo estoy en la sala como reo, si hay alguna razón por la que usted va a condenarme es esa y no otra” B. Vanzetti. (1)



Recordamos hoy a Nicola Sacco y Bartolomé Vanzetti, dos obreros asesinados por el Estado Norteamericano. Criminalizados por la prensa conservadora y por una burguesía temerosa a los cambios sociales y las ideas radicales, acusados de crímenes que no cometieron, fueron condenados en 1927 a la silla eléctrica.

Asesinados por comulgar en la causa de los desposeídos, en la causa de la libertad, en la causa de la igualdad; dos humildes obreros asesinados por sus ideas anarquistas.

“Habéis luchado en todas las guerras. Habéis trabajado para todos los capitalistas y habéis errado por todos los países. ¿Habéis cosechado los frutos de vuestro trabajo, el precio de vuestras victorias? ¿Os satisface el pasado? ¿Os sonríe el presente? ¿Os promete algo l futuro? ¿Habéis encontrado ua parcela donde poder vivir y morir como seres humanos? Sobre estos problemas, sobre estas argumentaciones y estos temas, la lucha por la existencia, hablará Bartolomé Vanzetti…” (2)



Panfleto repartido para convocar a un mitin para el 9 de mayo de 1920 en Brockton, en el que hablaría, entre otros, Vanzetti.

“Si no hubiera sido por esto, podría haber vivido mi vida hasta el final, hablando en las esquinas a los hombres desdeñosos. Habría muerto, desconocido, inadvertido, fracasado. Ahora no hemos fracasado. Esta es nuestra carrera y nuestro triunfo. Nunca pensamos en toda nuestra vida haber podido hacer tanto por la tolerancia, por la justicia, por el entendimiento entre los hombres, como hemos hecho ahora por casualidad. ¡Nuestras palabras, nuestras vidas, nuestros dolores, no son nada! ¡Las vidas que nos quitan, vidas de un buen zapatero y de un pobre vendedor de pescado; eso es todo! El último momento nos pertenece, la agonía es nuestro triunfo”

Extracto de una declaración hecha por Vanzetti después de recibir la sentencia, el 9 de abril de 1927. (3)



“La condena a muerte de los dos anarquistas italianos Sacco y Vanzetti en Estados Unidos había conmocionado a la clase trabajadora de todo el mundo. Jamás un hecho de esta naturaleza tuvo tanta repercusión en el orbe. Los diarios, sin distinción de tendencias, dedicaban titulares en primera plana a la marcha del proceso. Se hacían mítines de protesta sin distinción de ideologías, se formaron centenares de comités pro Sacco y Vanzetti.



(…) La agitación mundial crece: Estallan bombas en Barcelona, París, Madrid y se cometen actos terroristas en todas las ciudades donde existe un proletariado más o menos organizado

(…) A pesar de que también allanan la redacción de Culmine y se llevan los originales del número 26 y de que debe andar esos días escondido, Di Giovanni se da el gusto de enviar su periódico a los abonados el 1 de agosto…

¡Iconoclastas! ¡Rebeldes a todas las opresiones y a todas las injusticias! Jóvenes temperamentales indomables a todas las tempestades de la vida, ha llegado la hora de COOPERAR con todas nuestras fuerzas, para salvar con la vida de Sacco y Vanzetti también la dignidad revolucionaria que nos anima. ¡Demos fuego a la dinamita vindicadora! ¡Destruyamos a la infame casta de los esclavistas y aprestémonos a la más desesperada lucha por la libertad absoluta de los dos reclusos de la cárcel de Charlestown!” (4)



¡Nicola Sacco!. El oficial del juzgado se levantó ¿tiene usted alguna razón que prohíba ejecutar la pena de muerte a la que está condenado?

Sí Señor, Contestó desde el interior de la jaula de acero y dirigió su mirada hacia el banco del juez. (…)

Nunca tuve conocimiento, nunca escuché, ni siquiera encontré en la lectura de la historia algo tan cruel, algo tan parecido a este tribunal. Después de siete años de proceso aún se nos tiene como culpables. Y esa gente sensible fue llamada hoy, al igual que nosotros, ante este tribunal. Sé que va a ser una condena entre dos clases sociales, entre la clase de los desposeídos y la de los ricos, que siempre van a estar en un constante conflicto. Fraternizamos con la humanidad a través de libros, escritos y documentos. Ellos persiguen al pueblo, lo tiranizan lo asesinan. Pretendemos educar al pueblo. Ellos intentan engendrar un abismo entre nosotros y otros grupos sociales que nos odian. Es por esto que hoy me encuentro sentado en este banco, porque pertenezco a la clase de los reprimidos y dominados.”
(5)



“Mi querido hijo y compañero (…)

…Me alegro de que no vinieras mientras estaba en la celda para que no vieras el horrible cuadro de tres personas angustiadas, esperando ser electrocutadas, pues no sé el efecto que eso hubiera tenido a tu corta edad. Pero, en otro sentido, hubiera sido útil, pues en el futuro te habría servido ese terrible recuerdo para arrojarle al mundo la vergüenza del país en esta cruel persecución y nuerte injusta. Sí, Dante, pueden crucificar hoy nuestros cuerpos, como lo están haciendo, pero no pueden destruir nuestras ideas, que servirán para jóvenes que vengan después.

Dante, cuando antes he dicho tres humanos enterrados, quise decir que con nosotros hay otro joven que se llama Celestino Maderios, al que van a electrocutar al mismo tiempo que a nosotros. Ha estado ya dos veces antes en esa horrible celda de los condenados, que deberían destruir las piquetas del verdadero progreso, esa horrible celda que será para siempre la vergüenza de los ciudadanos de Massachusetts. De4berían destruir el edificio y levantar una fábrica o una escuela para enseñar a muchos de los cientos de huérfanos pobres del mundo.”

(de Sacco a su hijo Dante)

21 de agosto de 1927. Desde la celda de los condenados a muerte de la prisión del Estado de Massachusetts. (6)

“El Día 23 de Agosto a las 0:11 entraba Sacco en la cámara de la muerte. Había salido de su celda con paso firme. Tenía la cara pálida, pero su expresión era retadora. Se sentó él mismo en la silla eléctrica y, cuando comenzaron a colocarle las correas, gritó con voz atronadora: “¡Viva la anarquía!” Luego dijo: “Adiós, querida compañera, adiós, hijos míos, amigos…” y tras una corta pausa: “¡Buenas noches, señores! ¡Adiós madre mía!”



A las 0:19 Sacco era oficialmente declarado muerto”

“Pero el nombre de Sacco ha de vivir cuando el señor fiscal y sus huesos sean polvo dispersado por el tiempo. Cuando nuestro nombre y el suyo, vuestras leyes, vuestras instituciones y vuestro falso dios sean solo un vago recuerdo de un tiempo maldito en que el hombre era el lobo del hombre” B. Vanzetti.

A los veintisiete minutos del 23 de agosto de 1927 se certificaba oficialmente la muerte de Vanzetti.



“Mas o menos diez mil personas pudieron llegar al cementerio de Forrest Hill.

Allí, ante los dos ataúdes, Mary Donovan habló y dijo (…)

“…Sois los dos, Sacco y Vanzetti, las víctimas de la plutocracia que sufre el mundo desde los tiempos de Roma. Vuestras largas torturas y vuestra agonía será nuestra fe y la de nuestros hijos para imitaros luchando por un mundo mejor, fundado en esa misma fraternidad por la que habéis perdido la vida. Recordando vuestro martirio seguiremos la lucha y venceremos”



(…) Aprovechó la oportunidad el profesor Albert Einstein, que tanto había luchado por los martires italianos de Boston, y pidió a Truman que hiciera colocar en la alcaldía de Boston una placa reivindicatoria a Sacco y Vanzetti. Einstein murió sin haber obtenido esa justicia póstuma, como murieron Anatole France y Upton Sinclair, sin tampoco obtenerlo. Pero quedarán igualmente estas palabras de Sinclair, suficientes para recordarlos eternamente:

“El símbolo está, aunque entre tinieblas, en el espíritu de los seres humanos. Murieron por la libertad de los humildes y sus nombres simbolizan los procesos de dos mil años, condensados en uno solo. Más de cien millones de trabajadores sabían que Sacco y Vanzetti caían como héroes de la causa proletaria. Blancos, negros, amarillos y cobrizos, hombres pertenecientes a cien países y a un millar de tribus, los eternos esclavos del hambre, los náufragos, los desheredados, sentían en aquellos momentos una especie de religioso temor. Era la continuación del proceso místico del sacrificio que a través de los siglos marca las etapas salvadoras

(…) Más de cien millones de obreros encadenados, envueltos en la ponzoñoza nube del horror capitalista, sabían que los dos italianos perdían la vida por izar la bandera de la libertad.

(…) Para aquellos cien millones de obreros, Sacco y Vanzetti eran símbolo y ejemplo de una lucha por la justicia y la paz, hogueras perennes del mundo, esforzados héroes de un mañana sin rencor ni vileza…” (7)



(1) Gregorio Selser. “Historia del movimiento obrero”
(2) Idem.
(3) Irving Louis Horowitz. “Los Anarquistas”
(4) Osvaldo Bayer. “Severino Di Giovanni. El idealista de la violencia”
(5) Helmut Ortner. “Sacco & Vanzetti. El enemigo extranjero”
(6) Irving Louis Horowitz. “Los Anarquistas”
(7) Gregorio Selser. “Historia del movimiento obrero”

jueves, 24 de julio de 2008

27 / 07 / 08 Toma Cultural.



Colectivo Socio-Cultural RompeCadenas invita a Toma Cultural: “Día Del Niño”

Música, Danza, Circo, Graffiti

Cacri Jazz
Instituto Libertad
Familia Negra
Petra de Pangea
Chamarrero
Malicia Urbana
Zurda Conducta
Chachi´s
Son Cimarrón

Domingo 27 de Julio
Parte Alta de Las Brisas del paraíso
Sector Guzmán Blanco.
A Partir de las 10 a.m.

domingo, 20 de julio de 2008

19 07 1936 :: Un Pueblo en Armas :: La revolución Española



“A las cuatro de la madrugada del 19 de julio de 1936 vio cómo se alzaban las primeras barricadas y oyó las cientos de sirenas fabriles que avisaban de la sublevación militar. Después vinieron los disparos, los cláxones que rimaban “CNT, CNT, CNT”, el asalto de una iglesia y las primeras quemas de dinero. Como un torrente desbordado la revolución se ponía en marcha. En su cauce se encontraba el quinceañero Diego Camacho que al caer le noche de ese día, en plena fiesta revolucionaria, se durmió plácidamente. Cuando despertó pudo contemplar la metamorfosis revolucionaria. No sólo en los medios de producción inmediatamente controlados por los comités de fábricas, o en una ciudad dominada por múltiples barricadas, sino en la mentalidad de la gente. Pocos días después pertenecía al grupo anarquista “Orto” y era uno de los miles de barceloneses que construían una nueva sociedad.”



Tomado de la introducción que hace José Luis Gutiérrez Molina al Libro de Abel Paz (Diego Camacho) “Durruti en la Revolución Española”.

En España, en 1936, ante el inminente avance de la izquierda y tras el triunfo electoral del Frente Popular, la derecha no vio otro remedio que el de dar un golpe de Estado.



Así como el golpe patronal del 11 de abril del 2002 encontró una respuesta popular el 13 de abril que barrió a los fascistas; igualmente el pueblo español respondía vigorosa y colectivamente al golpe militar…

A diferencia nuestra que esperamos dos días para dar una respuesta colectiva, la respuesta del pueblo español fue inmediata; En algunos sitios los militares logran sus objetivos, pero en otros no, como Barcelona por ejemplo, donde para ese mismo día en la tarde lo que se estaba desencadenando era una autentica revolución social…

A diferencia de nosotros, que en el 2002 barrimos a los fascistas para restituir el hilo constitucional y por lo tanto la “democracia” burguesa; Los obreros españoles lucharon y barrieron a los militares fascistas e iniciaron la construcción de un nuevo mundo, acabando con todas las estructuras del poder, aboliendo todas las formas de dominación, explotación y jerarquía, quemando el dinero y los títulos de propiedad y colectivizando los campos y las fábricas…

Fue como un 27 de febrero en cuanto a lo explosivo, colectivo y espontáneo; solo que muchísimo más conciente, pues en lugar de ir por lo que el mismo pueblo produce y le es negado, el pueblo español fue mucho más allá y se hizo no de la producción, sino de los medios de producción, colectivizándolos y construyendo nuevas relaciones de producción: sin jefes, sin explotadores, sin explotados.

Al igual que nuestro 11 de abril, los Fascistas en España subestimaron al pueblo y no contaron con su respuesta.

Al igual que nuestro 13 de abril, algunos soldados, hijos del pueblo, no siguieron las órdenes del alto mando militar…

En la España de 1936 los jefes militares se creían que “En cuanto oigan el tronar de los cañones, la chusma correrá como conejos…”

“¿La Chusma? Unos Guardias de Asalto, que daban ya expresivas muestras de ruptura de la disciplina, mezclados con los obreros de la CNT y de la FAI, conforman una fuerza de guerrilla urbana que determinará los resultados de la lucha. A Estas fuerzas se unían los grupos del POUM –Ten desarmados como los de la CNT-, los activistas de la UGT, y después, los más decididos militantes de la Ezquerra Republicana de Catalunya, éstos bien armados por la Generalitat. Todo este conglomerado humano, que ante el peligro hacía abstracción de sus diferencias ideológicas, era el que formaba la avanzadilla para detener la maquinaria militar que proclamaba a su paso el Estado de Guerra” Abel Paz “Durruti el la Revolución española”

En la España de 1936 el triunfo sobre los militares fue producto de la cooperación de las distintas izquierdas, lo mismo que lo había sido meses antes el triunfo electoral del Frente popular.

La cooperación, esa cosa que es más consistente que el sectarismo y la competencia para cualquier ideología de izquierda, la cooperación, verdadera fuente impulsora de la vida y la evolución, la cooperación, esa que hizo posible el triunfo popular de julio de 1936, es la que hará posible el triunfo de la humanidad sobre la derecha, el fascismo y el capitalismo.



Como anarquistas debemos entender que el sectarismo divide y debilita a la izquierda; En cambio la unidad en la diversidad y la cooperación, basándonos en nuestras similitudes para vencer las diferencias; nos fortalece.

Es por ello que como anarquistas acompañamos el proceso revolucionario Bolivariano. Sin abandonar nuestras ideas, pero haciendo causa común con el indómito pueblo bolivariano para derrotar al capitalismo.

Los anarquistas venezolanos tenemos que entender que ese nivel de conciencia alcanzado por el proletariado Español que hizo que ante el golpe militar estos deseasen, en lugar de restituir el hilo constitucional, hacerle una revolución a los fascistas, solo fue posible tras años de propaganda, lucha y organización anarquista.

Ese nivel de conciencia del proletariado español solo fue posible porque los anarquistas españoles se mezclaron con el pueblo, con los obreros, con las clases explotadas.

De hecho provenían de allí, los anarquistas españoles eran hijos del pueblo, no eran teóricos exquisitos, ni filósofos con desprecio por las masas populares, ni punkis aburguesados y esnobistas jugando a una moda consumista aislados de la realidad.



En el libro de Abel Paz, cuando nos habla de los años previos a la revolución española y del paso de Durruti por Francia, nos dibuja un anarquismo francés enfrascado en recovecos teóricos y filosóficos sobre la revolución rusa, aislado de las masa populares y sumamente distantes de una revolución es su propio país.

“Ni Durruti ni Ascaso, más hombres de acción que teóricos, querían perderse en el laberinto de las conjeturas y los “posibles”. Lo que estaba en juego era la idea misma de revolución y ellos tenían todo su pensamiento y actividades comprometidos en España…”

“Cuanto mayor sea la influencia de los anarquistas en una revolución, esa revolución será más libertaria. En consecuencia, en ellos dominaba la idea de que en vez de cruzarse de brazos y encerrarse en una polémica sin fin, lo que importaba era desarrollar al máximo la capacidad revolucionaria de las clases explotadas por el capital y el Estado. Esas clases explotadas eran las que, a través de la subversión, estaban llamadas a trastocar el andamiaje económico, político y social del sistema dominante. Sólo de ellas dependían las nuevas formas de organización social y política que pondrían surgir de ese naufragio. Para los anarquistas, su función era servir de detonadores a situaciones que llegadas a explosivas sólo les faltaba la cerilla para provocar el estallido. Dicho en otros términos: Por la acción continuada, pasar de la teoría a la práctica. La práctica revolucionaria sería, de tal modo, la mejor escuela de la teoría revolucionaria” Abel Paz “Durruti el la Revolución española”



Mezclados con ese pueblo rebelde, insumiso y cimarrón que aspira cambios, inventa formas y hace propuestas, allí es que debemos estar los anarquistas venezolanos. Como protagonistas y actores, no como observadores y evaluadores; No desde esa postura cómoda del que permanece aislado y desde un rincón critica con los brazos cruzados al que intenta hacer algo.

Articulando redes de resistencia, difundiendo el ideal, defendiendo las conquistas populares y luchando por otras conquistas concretas, allí es que debemos estar, junto a esos movimientos sociales autónomos y revolucionarios, poseedores de un fuerte talante libertario, (a veces conciente, otras inconciente y natural), con ellos es que debemos estar los anarquistas venezolanos…

Solo así, mezclándonos con los hijos del pueblo e impulsando una sólida organización anarquista, (como la que existía en España para esos años de revolución social) es que será posible un auténtico cambio…



Que la próxima vez que a los fascistas se les ocurra hacerse del poder por estas tierras la respuesta que encuentren sea muchísimo más viril y enérgica que la del 13 de abril, una respuesta que arrase con la opresión y la dominación, una respuesta que transforme radicalmente la sociedad, una respuesta que no deje al poder en pie, para que más nunca exista un explotador ni un explotado.