miércoles, 3 de septiembre de 2008

Salvemos a los delfines. No a la caza comercial de Japón



La Comisión Ballenera Internacional instituyó la moratoria a la caza comercial de ballenas en 1986. Pero hasta el día de hoy la caza de ballenas y otros mamíferos marinos aún continúa, y gracias a una "laguna" en la moratoria, sólo Japón caza anualmente cerca de 27.000 animales.

Uno de los hitos más sangrientos de la caza japonesa, es lo que sucede año tras año en la bahía de Taiji, entre los meses de octubre y abril, en que se cazan 20.000 delfines y otros pequeños cetáceos acorralándolos en una ensenada de baja profundidad para atraparlos. Existe registro videográfico y fotográfico que muestra las crueles imágenes de las familias de delfines chillando, tratando de protegerse y escapar de los arpones y cuchillos y las aguas teñidas de rojo por su sangre, imágenes que los pescadores tratan de ocultar a la prensa y los observadores que se acercan al lugar. Cada año la repulsa internacional contra esta masacre es más fuerte, y nuevamente este año pediremos al gobierno que cesen estas prácticas.




¿Por qué cazan a los delfines?


Los objetivos son dos: la producción cárnica y la caza de ejemplares vivos para cautiverio.

Para la producción cárnica los delfines son cargados vivos en camiones a mataderos cercanos donde mueren degollados y desangrados. La carne, rotulada como "carne de ballena", satisface el consumo de la población japonesa e internacional, donde tiene cada vez mayor demanda. Por su parte, la captura de ejemplares vivos (generalmente hembras jóvenes) para delfinarios y parques acuáticos las condena a vivir hasta el último de sus dí¬as confinadas en piscinas como figura central de entretenimiento y de los programas de "Nadar con Delfines" de los acuarios de todo el mundo.

La industria de los delfines en cautiverio se muestra como "salvadora" de los delfines, pues evita que éstos sean convertidos en carne, pero sólo lo hacen porque es mucho más rentable vender un delfín a un acuario que matarlo para que se convierta en carne. La multibillonaria industria de los delfines para cautividad no está salvando a los delfines de la muerte, sino que ayuda a mantener esta cruel práctica para provecho de la industria.




¿Qué podemos hacer?


Necesitamos hacer saber a las autoridades japonesas que estos crí¬menes contra la naturaleza son inaceptables.

Por ello, AnimaNaturalis adhiere al llamado internacional de la IFAW, para protestar este 3 de septiembre de 2008 ante las embajadas y consulados japoneses de todo el mundo.

Se han organizado actividades en diferentes países, pero si quieres también puedes organizar protestas en tu ciudad.

Colombia
Dia: Miércoles 3 de septiembre
Lugar: Embajada de Japón. Calle 72 carrera 7, costado sur-occidental
Hora: 12:00h.
Contacto: Eduardo Peña Garzón, eduardop@animanaturalis.org Movil: 317 8188740
Nota: Preferiblemente ir con camiseta blanca


Venezuela

Día: Miércoles 3 de septiembre de 2008
Lugar: Embajada de Japón en Caracas. Av. San Felipe con 2a Transversal.Edificio Bancaracas, La Castellana
Hora: 12:00h.
Contacto: Andrés Lizardo andresl@animanaturalis.org Móvil: 04268183473
Nota: Llevar un delfín (inflable, de peluche o hecho por ti) para colocar a las puertas del edificio de la embajada.

Para las personas del interior que quieran viajar a Caracas ese día para asisitir a la manifestación:

Desde Maracay: Yiyi Maiola yiyim@animanaturalis.org Móvil: 04124952637
Desde Valencia: María Paula Donato mariapaulad@animanaturalis.org Móvil: 0424 4918133

España

Día: Miércoles 3 de septiembre
Lugar: Consulado de Japón en España. Avda. Diagonal, 640 (metro L3 Maria Cristina)
Contacto: Aïda Gascón aidag@animanaturalis.org Móvil: 615640379
Nota: Si tienes, llevar camiseta de delfines.
Página oficial: www.savejapandolphins.org
ciber.accion@gmail.com