viernes, 18 de septiembre de 2009

Por el regreso de quetzalcoatl


Voz de Heroes

¡Jauría de exterminadores!

Trajeron culebrinas, rodelas, picas,
Quijotes, capacetes, espaldares,
Yelmos, perros. Coraza y arcabuz.

Pusieron la espada a los cuatro vientos.
Declararon la tierra del rey.
Entraron a saco en los templos de oro.

Moctezuma preso por Cortés y muerto.
Atahualpa destruido por Francisco Pizarro
Y Diego de Almagro. Tormentos, vilipendios,
Irrisión, escarnio. En el pecho del último
Indio valeroso clavan, a la luz de los templos
Incendiados, el estandarte rojo del Santo Oficio.

Más grande es el odio que el mar que nos separa.



Llegará el tiempo de pagar suplicios con suplicios.
Quetzalcóatl vendrá. Muy pronto debe volver.


Voz de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad


-“Los americanos meridionales tienen una tradición
que dice que cuando Qutzalcoalt,
el Hermes o Buda de la América del Sur,
resignó su administración y los abandonó,
les prometió que volvería después que los siglos designados hubiesen pasado,
y que él restablecería su gobierno y renovaría su felicidad.
¿Esta tradición no opera y excita una convicción
de que muy pronto debe volver?...

-Pienso como Ud. que causas individuales
Pueden producir resultados generales:
Sobre todo en las revoluciones.
Pero no es el héroe, gran profeta,
O Dios del Anáhuac, Quetzalcóalt el que es capaz
de operar los prodigiosos beneficios que Ud. propone”

-“Ahora mismo mando convidar al pueblo
Para que hable y diga su opinión”.

-“Id veloces a vengar al muerto,
a dar vida al moribundo,
soltura al oprimido
y libertad a todos”.

-“Para nosotros la patria es la América”.

Tomado de:
Cantata del Monte Sagrado.
De Edmundo Aray