lunes, 6 de julio de 2009

Y Que Florezca la anarquía San Juan

Toromaima rebelde 95.9 FM

Desde el viernes, hasta el domingo en la madrugada se estuvo celebrando en “las casitas” en La Vega, el encuentro de los Santos Negros…

Entre promesas y rezos, entre repique de tambor y algarabía, se pidió al San Juan de los negros “Que Florezca la Anarquía”



Esos repiques de tambor de los cumbes y quilombos; esos repiques de tambor que embrujaban a Boves y que arrojaba a los indios, a los negros, a los zambos y pardos contra los mantuanos, esos repiques de tambor que acompañaban las almas y esperanzas emancipatorias de los centauros de Páez con sus plumas y banderas negras durante la Batalla de Carabobo (24 de Junio 1821: Día de San Juan); Esos mismos repiques son los que se dejaron oír en “las Casitas”, en La Vega, repiques libertarios, repiques rojo y negro...



La diversidad se hizo presente en este cumbe. Todos, los folkloristas, los devotos religiosos al santo con sus promesas, los que llegarón haciendo resistencia cultural, hasta los que se fueron por amor a la alegría, a dejarse embrujar por la fuerza liberadora descolonizadora del tambor, todos cupeiron.

El evento se realizó bajo la logística y coordinación del movimiento popular. La seguridad fue realizada por parte de las Comunidades al Mando. Sin que ocurriese ningún hecho lamentable.

Compañeros de las diferente radios de CAM; Radio Alí Primera de el valle, Radio Guaraira Repano de la Pastora, Radio Toromaima rebelde en antímano, (por solo nombrar alguna radios y parroquias del poder popular) se apersonaron en la Vega con compromiso militante para apoyar el evento.

En los dos años que llevan las CAM coordinando la seguridad del encuentro de los Santos Negros no ha ocurrido ningún accidente.

Allí no hubo policías ni funcionarios del Estado. Temblarían los mantuanos y godos con solo escuchar los tambores.



El poder popular demostrando una vez más su eficiencia, las CAM, avanzando cada vez más hacia el autogobierno y la construcción de un mundo solidario y de iguales, un mundo horizontal y de hermanos, un mundo en anarquía.

Hay San Juan “Que Florezca la anarquía”