lunes, 26 de febrero de 2007

Velocidad de escape



Sí, rapado sentado y amarrado. Sin entenderlo, ni idea. Estoy en la cápsula.

Soy un mono espacial. Esos que están en la jungla y luego un dios (cruel) de ciencia los dispara al cielo en sarcófagos de aluminio. Sin una escotilla, sin plan de re-entrada. ni códigos de aproximación, ni un faro a la distancia. Solo los instrumentos que le dicen cosas de mis tripas al dios de ciencia que descansa en la tecnología.

Mi recorrido es largo, pero aquí en la cápsula, las distancias son pocas.

El dios ciencia sabe todo de mí y no sabe nada. Yo me escondo de él, de la cápsula, del vacío. Me escondo en la fortaleza insondable de mi imaginación. Ahí soy dios emperador. Soy las leyes de la naturaleza, soy las fuerzas y las furias del inframundo. Ahí yo soy.

En ese lugar veo fuera de la cápsula (te dije que no tiene ventanas, ni ventanillas), desde ese lugar recorro la superficie exterior (acaso olvidé que ella no tiene escotillas). La jungla y mi destino son entonces ilusorios, pero míos. Y como viajo solo, la verdad es que no importa lo cierto. Y sin saberlo he vivido todas las vidas mientras el último cohete me impulsa a velocidad de escape. Pronto mis funciones químicas no transmitirán señales. Pero yo ya no estaba ahí.

Saben hermanos míos donde estoy?????

OEkaos