lunes, 26 de febrero de 2007

“O Inventamos o Erramos” Inventos anarquistas para apáticos errados.


“El que hace algo puede equivocarse, pero el que no hace nada, ya está equivocado”
Lenin.

Simón Rodríguez por su parte diría también muy acertadamente “O inventamos o erramos” hace aproximadamente ciento cincuenta años.

Tenemos que inventar nuestro propio modelo endógeno. ¡Entonces adelante!; inventemos algo nuevo, deshagámonos de las jerarquías, de la propiedad de la tierra, de los policías, de las cárceles, de los jueces, de las leyes, de todas las religiones, de los Estados, del dinero y de las repúblicas: todas son viejas y obsoletas importaciones Europeas, todo eso lo inventó y nos lo impuso alguien más; inventemos algo nuevo entonces…

Queremos que sea endógeno, observemos entonces a nuestras culturas primigenias que no tenían ninguno de estos desagradables elementos.

Tenemos que inventar algo nuevo; bueno obviamente tenemos que conocer lo viejo, tenemos que conocer lo ya inventado para poder inventar algo nuevo, a menos que quieran inventar de nuevo algo viejo: ¡Eureka, inventamos la rueda!.

Tenemos que inventar algo nuevo: Bueno conozcamos lo anterior para no reinventar errores. El que no conoce su historia prepara el terreno para repetirla, para repetir los errores. Y ni la humanidad ni la ecología pueden darse el lujo de que fallemos.

Tenemos que inventar algo nuevo: Bueno, inventémoslo, o es que están esperando que alguien lo invente por ustedes; digamos, el camarada Chávez.

La cosa es “o inventamos o erramos”, nunca “o inventa el líder o se equivoca y lo seguimos igual” o “que invente el líder y lo seguimos en sus inventos”. La cosa es “o inventaMOS o erraMOS”. La construcción del nuevo socialismo debe ser colectiva.

¿Cómo inventamos un nuevo socialismo sin conocer el viejo?

No nos quedemos únicamente con la mitad del socialismo, y justo con la mitad fracasada, la mitad que probó su fracaso y no a través de la derrota a manos de una oligarquía poderosa, ¡no!. La revolución bolchevique y el esquema marxista leninista fracasan en Rusia debido a su dinámica interna, los antiguos jerarcas del partido son ahora los poderosos y los capitalistas, tal como predijo Bakunin en 1870, mucho antes del supuesto triunfo bolchevique en 1917.

Los anarquistas tenían razón, ese supuesto Estado de los proletarios desembocó en una nueva elite, en unos nuevos privilegios, en una dictadura de unos cuantos exproletariados y finalmente en el capitalismo más salvaje y reaccionario, que es el que vive actualmente Rusia.

No reinventemos errores. No los repitamos. Creemos nuestro propio modelo, caminemos nuestros propios pasos, recordemos, como diría Antonio Machado que: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”…