lunes, 31 de mayo de 2010

Israel terroristas enemigos de lo humanitario.



Nos parece el clímax de lo criminal atacar una flotilla humanitaria en aguas internacionales, un acto terrorista que evidencia al Estado sionista de Isrrael como enemigos de lo humanitario. Estrepitoso silencio internacional que evidencia la hipocresía de las potencias cómplices, los enemigos de la humanidad. Irrespeto al más elemental derecho internacional, que evidencia sus pretensiones de amos del mundo actuando como les place, donde les place...

¿Tanto miedo le tienen a lo humanitario? Nos parece el colmo de la cobardía ser una potencia con armamento nuclear y sentirse amenazado por un cargamento de alimentos y medicinas, atacando a civiles desarmados e indefensos.



Nos parece el ápice de la ironía inhumana, atacar brutalmente a quienes llevan materiales de construcción para reconstruir las viviendas que ellos han destruido con su ejército terrorista; atacar a quienes llevan sillas de ruedas para atender a los cientos de lisiados que ocasionan sus bombardeos; enemigos de la libertad, atacan cobardemente la Flotilla de la Libertad.

Criminal, cobarde, inhumano, así es el Estado resista, colonialista e invasor de los sionistas de Israel. Askenazis fascistas, descarados y cínicos, que solo respetaron el timorato e hipócrita derecho internacional cuando les convenía hacerse con buena parte del territorio Palestino. ¿Y donde está hoy la inoperante ONU? ¿Donde la corte penal internacional?. A todas luces las leyes y sus instituciones son una farsa; tan solo instrumentos para la dominación.



Resulta vergonzoso que un acto semejante; una masacre contra una flotilla de solidaridad humanitaria internacionalista, apenas y sea reseñado por las grandes cadenas televisivas, que convenientemente lo ocultan o minimizan, como quien esconde el sucio debajo de la alfombra...





¿Y donde están los paladines de la libertad de prensa y los derechos humanos? Pues un corresponsal de Telesur, David Segarra, de nacionalidad Española, aún continúa detenido por el criminal y fascista ejercito de Israel.



¿Y donde está el premio Nóbel de la Pax, el presidente del complejo tecnológico industrial militar que mal llamamos Norte América a falta de un nombre propio? Tal parece que con la flotilla humanitaria venía otro premio nobel de la paz; ¿ni por solidaridad gremial se pronunciará el señor Obama? Pues no, sus socios y cómplices en el fascismo y la dominación global nunca se pronunciarán...



Resulta emblemático que en la flotilla humanitaria viniese un judío sobreviviente del holocausto. Esta vez le ha tocado enfrentarse a una nueva masacre, ya no bajo la sombra de la cruz gamada, sino bajo las tinieblas de la estrella de David; ya no bajo la bota del ejercito Nazi de Alemania; esta vez bajo la bota del ejercito Askenazi de Israel.

Resulta emblemático que un sobreviviente de los viejos campos de concentración tenga que enfrentar la muerte una vez más por pretender dirigirse a apoyar a los que hoy sufren en el nuevo campo de concentración que es hoy la franja de Gaza, un sobreviviente del fascismo reviviendo la pesadilla ahora a manos de los fascistas sionistas.



¿Hasta cuando la humanidad tolerará al fascismo criminal? ¿Hasta cuando seguiremos reviviendo las pesadillas?